Tiempo de lectura: 4 minutos

Bueno, qué decir. Se sabe perfectamente cuál es el tema del momento en el mundo, tanto que ni siquiera lo voy a nombrar. Ante todo, está claro que ha paralizado en gran medida al planeta 🌍 , dejado a muchas personas en sus casas y tirado por traste muchos planes, y vidas.

Ahora bien, ¿Qué podemos hacer al respecto? Quitando los protocolos de higiene pública, que han extendido las autoridades competentes con el fin de paliar en la medida de lo posible las consecuencias, nosotros vamos a darle la vuelta por completo a la tortilla, y en especial aquella tortilla que nos alimenta a casi todos: la Académica.

Muchos os estaréis pensando: ¿Qué nos quieren decir con esto? ¿Qué todo está mal? ¿Qué no hay por dónde cogerlo? Para nada, para esas noticias está ya el resto de medios de comunicación. Aquí vamos a hacerlo diferente, vamos a hacer focus en lo bueno del asunto: la mayoría de Universidades que han cerrado han iniciado un protocolo para dar clases virtuales, con el fin de no perder mucho el hilo del curso. Pero eso las universades, ¿Y nosotros? Bien, para eso tendrás que esperar al final (la Reina siempre llega última).

Bien, al tema: en primer lugar Quantum Society quiere tener que ver en la difusión del conocimiento en estos momentos, más que nunca. Acabamos de nacer, como podría decirse, y por eso mismo tenemos ahora la oportunidad perfecta para desplegar nuestra curiosidad, nuestras ideas, nuestra iniciativa. Que no se malinterprete, a mí particularmente me encanta aprender en la Universidad, es un espacio diferente, creativo y alucinante, en la mayoría de casos con gente muy abierta de mente y con los perfiles más espectaculares de los que uno pueda empaparse en conocimiento.

Ahora bien, dada la situación (y que para nada resuene la pedantería), creo que podemos tomar parte de las riendas en la labor que hacen nuestras Universidades y sus profesores con la meta de ayudarnos a aprender, a transmitirnos conocimiento y a enseñarnos algo nuevo que nos ilumine y apasione. Es decir, tenemos la situación y los medios: los estudiantes están (o más bien debieran) en sus casas, en una parte aburridos y en otra cansados de escuchar por todas partes hablar del “innombrable”. Desde Quantum Society os decimos: Vosotros, estudiantes, que estáis leyendo esto (de aquí lo de los medios). Podemos hacer dos cosas: esperar y lamentarnos hasta que amaine el viento, o bien aguardar mas tomando impulso, desplegando nuestro intachable afán por aprender, porque eso nada ni nadie nos lo puede reducir o sacar.

A modo de anécdota quiero contar una curiosa anécdota que nos brinda la historia: el señor Isaac Newton (creo que no tengo que presentar sus méritos) sufrió en medio de sus estudios universitarios un brote de peste negra, y que le llevo a la suspensión de clases durante un tiempo. Bien, hasta entonces era “solo” un estudiante, y como tal tenía dos cosas que hacer en ese momento: esperar encerrado en su casa hasta que la cosa mejorara, o hacer historia. Adivinad que eligió. 

Pues sí, fue durante este periodo donde el hombre se hizo genio, desarrollando lo aprendido en el Trinity College y elevándolo a otro nivel, descubriendo las leyes de la gravitación que describen cómo se mueven las manzanas y los cometas, desarrollando el cálculo diferencial que tanto usamos aún a día de hoy, así como el estudio de la dispersión de la luz al atravesar un prisma y formar los diferentes colores (el arcoíris).

Ahí lo tenéis, casi nada. Pues sí, el gran Isaac Newton, padre de toda la mecánica clásica se convirtió en quien es conocido hoy en día en ese periodo de tiempo que, en principio, solo podía dedicar a “esperar y lamentar”. En contra de ello, lo invirtió y ascendió a la categoría de “soñar para crear” (o si lo prefieren, crear para soñar).

Nada más que decir, ahí lo tienen: podemos elegir resentirnos, o podemos elegir soñar y divertirnos, y que no se diga que en QS no lo tenemos más que decidido.

Equipo de QS

Quantum Society
Lo sentimos, de momento el autor de este post ha decidido no compartir información personal.
Puntuación
Votos: 1 Promedio: 5
Log in or Register to save this content for later.

Sin respuestas todavía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *