Tiempo de lectura: 7 minutos

¿Qué es la Ciencia?


Voy a empezar el discurso de hoy de una forma un tanto diferente a la habitual. Y sí, digo discurso porque hoy no os traigo un viaje por el mundo cuántico, un superacelerador de partículas ni un viaje por el mundo mágico de la mecánica cuántica. En cambio, de lo que hablaremos hoy está intrínsecamente ligado a todos los casos anteriores y a infinitos más: la Ciencia.

Sí, hoy ha tocado una pequeña charla discursiva sobre la Ciencia. ¿Qué es ciencia? O incluso mejor, ¿Qué no es Ciencia? Dicho eso, empecemos por el principio:

Podríamos definir la Ciencia como lo haría muy posiblemente un lingüista:

“La ciencia es un sistema ordenado de conocimientos estructurados que estudia, investiga e interpreta los fenómenos naturales, sociales y artificiales. El conocimiento científico se obtiene mediante observación y experimentación en ámbitos específicos.”

– RAE

Bueno, creo que todos estáis de acuerdo en que, pese a sin duda bastante precisa en su definición, se aleja mucho de lo que yo definiría como ciencia. Empecemos pues con el eje central de mi discursiva.

¿Qué es el tiempo?

Si intentamos definir el tiempo, es muy probable que en un intento de no incluir la propia palabra se llegue a un sinónimo que, al fin y al cabo, se refiere al tiempo. Por ejemplo: “el tiempo es una forma dimensional de medir la periodicidad de los sucesos” o bien de “el grado de variación de la posición o estado de un elemento” (os invito a definiciones vuestras sobre el tiempo en los comentarios, no es tan fácil). En cualquier caso, tanto la palabra periodicidad como el grado de variación (o tasa), son de algo, y ese algo es el tiempo.

Fig. 1: Intentando describir al tiempo visualmente

Se ve por tanto que digamos hay ciertas palabras, ciertos conceptos básicos. Son nunca mejor dicho un principio (se observan que son así y ya está, se asumen). Son sin duda los pilares de nuestra amiga la ciencia, que tocaremos enseguida.

Para que le sigáis dando vueltas vosotros, un análogo en tanto a complicación de definición básica podría ser la de la energía, pero esta vez os lo dejo para que lo penséis y lo escribáis en los comentarios. Estaré encantado de ver vuestras ocurrencias :).

Al asunto: la Ciencia.

Os traeré dos perspectivas, una profunda y otra más superficial, y empezaré con la primera. Como consecuencia de lo anterior, más que hablar de la ciencia como definición rigurosa como si apunta la RAE, yo lo haré desde la forma en que yo veo a mi ciencia.

Sería lo mismo que definir las cualidades de un niño; un profesor podría ser capaz de destacar 3 o 4 con el fin de cumplir los requisitos de supervisión que requiere el colegio para el seguimiento de alumnos (por supuesto los hay muy cercanos, no malinterpretéis), pero un padre no encontraría siquiera suficientes palabras en el diccionario para definir todas las cualidades de su pequeño gran genio.

Fig. 2: Un gran profesor con un “pequeño”
gran genio

Así, si me preguntasen sobre Ciencia y tengo que responder en cortas palabras, hablaría de forma abstracta de mi lenguaje para comunicar mis sueños y que puede ser interpretados por otras personas. Muchos ya estaréis poniendo cara de ¡Qué poco riguroso! Sí, muchas veces lo soy, porque creo en el concepto de belleza de una forma pura, y así me cuesta encontrar una aproximación científica a la bella ciencia¡Vaya paradoja!

¿Pero creéis que os voy a dejar así?

Me gusta dejar siempre un As en la manga, y este As en la manga se llama Feynman, Richard P. Feynman (JFC estará sonriendo al leer esto, lo se. Feynman nos trae una representación más tangible que define a la Ciencia de una forma increíblemente simple y acertada:

“Pienso que podría definir la ciencia más o menos así: la evolución en este planeta llegó a una etapa en la cual aparecieron animales inteligentes (…) Se dio entonces la posibilidad de acumulación del conocimiento

Pero esta situación implicaba un peligro. Así como era posible transmitir ideas provechosas para la raza, también se podían transmitir ideas que no lo eran.

Vino entonces una época en la que, a pesar de ser muy lenta la acumulación no era siempre de cosas útiles y prácticas sino de todo tipo de prejuicios y de creencias absurdas y extrañas. Finalmente se descubrió una forma de evitar este mal. Dudar de la veracidad de lo que nos es trasmitido del pasado y tratar de determinar ab initio nuevamente esas situaciones a partir de la experiencia, en vez de admitir las experiencias del pasado tal como nos llegan. Esto es la ciencia, es el resultado de descubrir que es valioso volver a comprobar lo logrado mediante las experiencias pasadas de la raza. Así lo veo y es mi mejor definición.”

-Richard P. Feynman, El placer de descubrir

Y fue aún más allá, pues para definir lo que era y lo que no era ciencia correcta puso al experimento como la jueza neutral de nuestra veracidad. Es decir, si una teoría era correcta acerca de un determinado fenómeno de nuestra naturaleza, esta debía ser capaz de acertar en determinadas predicciones bajo ciertas condiciones de experimento. “Si el experimento falla, entonces la teoría es errónea”, diría.

Así, Feynman dejaba claro que eso de “La Ciencia es correcta si todo aquello es reproducible una y otra vez con iguales resultados” era totalmente falso, pues bajo esas premisas, la mecánica cuántica (que habla de entre otras encontrar partículas en un determinado lugar o en otro, bajo las mismas condiciones) no sería ciencia, y es paradójicamente la ciencia natural más exacta que ha aparecido hasta el momento. Bajo su definición de ciencia entra totalmente en el contexto, pues bajo ciertas condiciones es capaz de predecir con total fiabilidad, probabilísticamente, pero de forma totalmente acertada e incluso implementable en nuestro mundo macroscópico.

Conclusión:

En cortas palabras, todo el campo sobre el que la Ciencia se construye y se autoalimenta, y el marco sobre el que se autodefine, lo hemos aproximado de formas bastante dispares pero ciertamente muy intersecables. Juntando la definición de Feynman y la mía, podría salir


La Ciencia es el lenguaje de sueños con el que uno se comunica con el resto, y precisamente bajo el experimento de su definición, demuestra que sigue siendo un sueño precioso y escurridizo”.

Ante todo no olvidemos lo más importante: que la naturaleza es la que crea a la Ciencia, ¡Y no al revés! Y tú, ¿Cómo definirías la Ciencia?

  • PD: Porque JFC sabe que esto salió de una discusión con él sobre la Ciencia, a él y a Feynman se lo dedico.

AUTOR

Manuel Ferreira Lorenzo

Estudiante de Ingeniería en Tecnologías Industriales,

Málaga

Bibliografía

– El placer de descubrir, de Richard Feynman
– El arcoíris de Feynman, de Leonard Mlodinow

(Votos: 6 Promedio: 2.3)
Si te ha gustado... Comparte!!
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Log in or Register to save this content for later.
Manuel Ferreira Lorenzo
beatlemanu@gmail.com
Estudiante de Ingeniería en Tecnologías Industriales en 3º curso, Universidad de Málaga

3 comentarios sobre “¿Qué eres Ciencia?”

  1. Enhorabuena por artículo, aun así me gustaría hacer algunos apuntes:

    El campo que estudia la ciencia se llama historia de la ciencia/filosofía de la ciencia, y está no solamente define la ciencia como el conjunto de teorías y los hechos establecidos, si no que la define como como un conjunto de prácticas y más concretamente como un conjunto de prácticas sociales, cognitivas y teórico/metodológicas. (Longino, 1990/ Maralee Harrell, On the possibilty of femenist Philosophy. )

    Prácticas sociales, estas conforman el conjunto de interacciones sociales entre los científicos. Así, estas incluyen la negociación sobre que aceptamos como un experimento y resultados válidos como sociecidad científica.

    Practicas cognitivas son los pensamientos y creencias de cada individuo que trabaja en ciencia, es decir, que es lo que ella/él acepta como un resultado válido, la forma de trabajar o resolver problemas, la forma que tiene de enseñar a sus alumnos, etc.

    Por último las prácticas métodológicas/teóricas son las teorías, las suposiciones y premisas, los métodos experimentales, etc. Esta parte es la que se estudia en las carreras de ciencia y de ingeniería ya que es la que nos dice como una ciencia en concreto funciona.

    En base a esta definición la ciencia no es un “lenguaje para comunicar mis sueños y que puede ser interpretados por otras personas”, esto que tu dices no es más que la suma de las matemáticas y el lenguaje que usas para describir tus ideas, en este caso el español. Mucho menos es “el lenguaje de sueños con el que uno se comunica con el resto, y precisamente bajo el experimento de su definición, demuestra que sigue siendo un sueño precioso y escurridizo”.

    Además, como la ciencia es un conjunto de prácticas que realiza el ser humano, la afirmación de que “la naturaleza es la que crea a la Ciencia” es falsa.

    El argumento

    “Feynman dejaba claro que eso de “La Ciencia es correcta si todo aquello es reproducible una y otra vez con iguales resultados” era totalmente falso, pues bajo esas premisas, la mecánica cuántica”

    tampoco tiene mucho sentido. Primero porque lo que se dice que es correcto si es reproducible es la consideración de resultados experimentales como válidos, por ejemplo, se dan como correctos los resultados experimentales del laboratorio LIGO que confirman la existencia de onda gravitacionales porque han sido reproducidos un numero determinado de veces en diferentes condiciones experimentales. Y además, siento decirte que ésta es la forma actual que se utiliza para aceptar como válidos los resultados de los experimentos, además, la reproducibilidad de resultados es un problema que estamos sufriendo actualmente. ( https://www.nature.com/news/1-500-scientists-lift-the-lid-on-reproducibility-1.19970 ).

    Y usar el criterio de reproducibilidad de resultados para aceptar estos como válidos poco tiene que ver con la mecánica cuántica, de hecho ese criterio también se usa para aceptar resultados experimentales que suceden en el ámbito de la mecánica cuántica, la cual además no es una ciencia, es una teoría.

    1. Agradezco tu respuesta y tu opinión, pero permítame añadir que, como se puede comprobar ya cuando se utilizan frases como “lenguaje de los sueños”, no estoy intentando definir la ciencia de forma objetiva, de hecho todo lo contrario, es precisamente mi perspectiva más subjetiva de la Ciencia, y propia. Es decir, no me baso en la lógica ni en ninguna otra herramienta científica para definir la ciencia misma, precisamente para tener una visión más grande (sería como si un solo pájaro intenta averiguar cómo es todo su cuerpo, incluyendo su cola que quizá ni vea). Es decir, no es un artículo que busca ser ni mucho menos riguroso, y por eso lo introduje ya haciendo mención. Repito, agradezco comentarios siempre. Buen día ☺️

  2. Me ha parecido muy instructivo el artículo, enhorabuena. Reflejas en pocas líneas los errores mas comunes de los “científicos” venidos a mas al hablar sobre conceptos fuera de su campo de estudio.
    Para empezar confundes hechos con principios. Algo que “se observa que es así y ya está” se suele considerar un hecho, por ejemplo que la materia existe, o que las cosas caen hacia abajo cuando se sueltan. Sin embargo un principio es una afirmación no demostrada que sirve de comienzo de un razonamiento, por ejemplo el principio cosmológico.

    Fuera de esto, lo primero criticable de tu artículo es el objeto mismo de estudio, esa “La Ciencia” a la que refieres comosi fuese tan real como “La Zowi”. Es cuanto menos arriesgado clasificar dentro del mismo concepto a diferentes disciplinas como la biología, físicas, químicas etc que además de tener un campo de estudio diferente, tienen un método diferente. Por este lado sería mas adecuado hablar de ciencias (en particular) y no de “La Ciencia”, como si fuese una choni de pueblo.

    Coincidiendo con Antonio, las ciencias NO se estudian dentro de si mismas, es decir, la física no tiene como objeto de estudio a si misma. Las ciencias no son reflexivas, no hablan de si mismas. Cualquier reflexión sobre las ciencias se hace desde la filosofía, y por lo tanto es relativa al sistema filosófico que se esté considerando.
    Usando el pensamiento de K. Popper, las ciencias se definen por su falsabilidad. Sin embago aunque este autor sea de los mas respetados del S.XX, no está exento de discusión y otros sistemas tienen otras definiciones (folosofía analítica y circulo de Viena entre otros).

    Aunque no me esperaba mucho desde que vi a Feynman citado en este artículo (te recomiendo leer a K. Popper, G.Bueno, P. K. Feyerabend, T. Kuhn o cualquiera que no sea el tío Ricardito) la verdad es que me ha sorprendido la habilidad que tienes de batir palabras cual Thermomix.

    Un saludo,
    Imanol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *