Tiempo de lectura: 3 minutos

La bioinformática es un recurso tecnológico en pleno auge que se impone como una herramienta útil e imprescindible en la recolección de datos, sea en la lucha por buscar la cura de grandes enfermedades, en la aplicación de tratamientos genéticos o mejorar la capacidad técnica para predecir sistemas biológicos complejos y está muy cerca de la disciplinas genómica, proteomica, metabolómica.

En la actual coyuntura donde el covid-19 ha causado tantos estragos en la dinámica mundial, la bioinformática ayuda a procesar millones de datos biológicos, secuenciarlos para sistematizarlos en datos que arrojen posibles soluciones, además de España en la mayoría de los países es una de las tecnologías usadas para continuar la batalla contra esta enfermedad, creando posibles terapias y tratamientos que logren bloquear el ingreso del virus a las células por ejemplo.

El mundo produce actualmente en dos días una cantidad de datos equivalente a cientos de años de historia, es una osadía pero sucede que tras descubrir por allá en el año 1950 que la doble hélice del ADN era la molécula con información genética se abrió un espacio nuevo de investigación y de avance para la medicina que no tendría fin.

A grandes rasgos es un área donde la biología y la aplicación de la informática se conjugan para dar lo mejor de ambas disciplinas, el estudio de la biología, los seres visibles y no visibles que habitan este mundo, sus mutaciones, sus creaciones vitales, no serían del todo útiles sino pudiésemos sistematizarlos, ordenarlos y cuantificarlos de una forma en que su estudio genere conocimiento útil a la humanidad.

La informática vista desde un punto de la medicina es una de las aplicaciones más prácticas para entender los misterios y derivaciones que genera la biología, ha sido muy provechosa desde los lenguajes de programación hasta la utilización de algoritmos, contando con métodos matemáticos, computacionales y estadísticos para develar la información biológica, el uso de su tecnología avanza años tras años acercando precipitadamente nuestra sociedad hacia el futuro.

Ilustración gráfica de la bioinformática.

La bioinformática permite procesar datos, desarrollar herramientas en respuestas a análisis de datos extensos en pocas horas, principalmente en estudios biológicos que son esenciales para la correcta aplicación de medidas por ejemplo de la salud pública y en consecuencia del bienestar social, beneficiando a millones de personas.

Una de sus grandes ventajas es la posibilidad de aplicarla en múltiples espacios como en la medicina molecular, la alimentación, la genética, la agricultura y las ciencias medioambientales, teniendo gran potencial al vincularse también con la (IA) inteligencia artificial en la que se prevé resultados más óptimos en medicina al conjugar estos dos campos.

Esta generación cuenta con una gran herramienta tecnológica que en la medida de su avance los investigadores y médicos se acercan más rápido a la predicción, diagnóstico y tratamiento efectivo para cada enfermedad y eso a ciencia cierta es tener gran parte de la partida ganada.

Ella es Isabel Cuesta – Responsable de la Unidad de Bioinformática del Instituto de Salud Carlos III.

Bibliografía:

https://www.elperiodico.com/es/formacion/20200505/la-bioinformatica-esta-revolucionando-la-biologia-7950761

https://www.elimpulso.com/2020/04/02/cientificos-venezolanos-estudian-como-bloquear-enzima-principal-del-nuevo-coronavirus/

https://www.cordobabn.com/articulo/salud/la-bioinfom/20200816110207056673.html

https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-98872008000500015

Karen Sofia Rodriguez Lopez
Lo sentimos, de momento el autor de este post ha decidido no compartir información personal.
Puntuación
Votos: 1 Promedio: 5
Log in or Register to save this content for later.

Sin respuestas todavía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *